¿QUÉ PUERTAS SE AJUSTAN A LAS NECESIDADES DE NUESTRA CASA?

En general podemos identificar dos tipos de puertas, muy diferenciados, las puertas de interior y las de exterior, de entrada, a la vivienda.

El diseño de las puertas, se podría decir que es el acabado exterior que tendrá esta. La elección dependerá del gusto, las prestaciones, y del presupuesto. Los diseños pueden ser lisos, con molduras, con vidriera, etc.

Los diferentes tipos de puerta que existen son las pintadas, las sintéticas, de chapa de madera, lacadas y de cristal.

En las puertas interiores podemos encontrar una gran variedad de diseños, aperturas y composiciones.

Piensa en el espacio que tienes y en la utilidad que quieres darle.

Las más comunes y las que se suelen ver más son las puertas abatibles.

Tendremos que tener en cuenta el espacio de apertura, ya que no las recomendamos para espacios de pequeñas dimensiones, ya que abrirlas implica perder espacio.

Para huecos grandes o espacios grandes, podemos instalar puertas de doble hoja, incluso jugar con que una parte sea fija y la otra móvil.

 

Tal y como hemos dicho anteriormente, si lo que necesitas es ganar espacio porque tienes un espacio de dimensiones pequeñas, la mejor alternativa son las puertas correderas, ya que no ocupan espacio al abrirse o cerrarse.

Hay dos variedades de puertas correderas, empotradas, que se integran en la propia pared y se realizan normalmente mediante placas de cartón yeso, y las sobrepuestas, que se instalan en una guía superpuesta a la propia pared.

La diferencia es que unas requieren de obra ya que la hoja se empotra dentro de las placas de cartón yeso y las otras no.

 

[/et_pb_text][et_pb_image src=»https://www.nextarquitectura.com/wp-content/uploads/2020/07/01_DSC0742.jpg» alt=»PUERTAS» title_text=»01_DSC0742″ _builder_version=»4.5.1″ _module_preset=»default»][/et_pb_image][et_pb_text _builder_version=»4.5.1″ _module_preset=»default»]

Otra manera de ganar espacio y de contar con puertas de fácil instalación, son las puertas plegables. Estas optimizan el espacio y se pueden hacer más anchas con tal solo añadir lamas a la puerta.

Hablando del tema composición, podríamos tener puertas huecas, que son ligeras y su aislamiento es menor que el de las macizas, y suelen estar recubiertas por una chapa de madera.

Puertas macizas, que son más pesadas y muy buenas aislantes, pero con ellas conseguiremos un aislamiento térmico y acústico mucho mejor que en las puertas huecas.

En las puertas de entrada, lo que normalmente nos interesa es la seguridad y la calidad. Las más seguras son las acorazadas, ya que son altamente resistentes y complejas de abrir, normalmente se usan en chalets.

Las blindadas, se usan para casas más urbanas. Las macizas, perfectas para ubicaciones más rusticas y requieren de mantenimiento de la madera. Y por último, las metálicas, realizadas con doble capa de acero y rellenas de espuma.

CALEFACCIÓN ¿RADIADORES O SUELO RADIANTE?

Una de las cualidades que tiene que tener nuestro hogar, es proporcionarnos el confort térmico con el que queremos vivir. En anteriores posts del blog, os ayudamos a elegir el mejor sistema de aire acondicionado.

 

Esta vez, os hablamos y os ayudamos a ver los tipos de sistemas de calefacción que existen actualmente.

 

Entre las más comunes encontramos el sistema de radiadores, que es la más tradicional (y a día de hoy la más usada) o el sistema por suelo radiante, no tan conocida, pero en auge por sus beneficios tanto económicos como energéticos.

Analizaremos las ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos y dependerá de las características de nuestro hogar y nuestros intereses que elijamos una solución u otra.

 

Calefacción por suelo radiante:

El sistema que usa el suelo radiante para calefactar nuestro hogar, es el de una red de tubería plástica que se instala debajo del pavimento y que posteriormente es cubierto por una fina capa de mortero.

Por esta red de tubería, se hace circular agua a temperatura de aproximadamente 30 y 40 grados por toda la superficie del suelo, provocando que el calor irradie desde el propio suelo.

Cabe mencionar que también existe el suelo radiante eléctrico, que consiste en el mismo sistema, pero el calor se genera mediante un conducto eléctrico, por lo que el consumo será bastante más elevado.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.4.7″][et_pb_column _builder_version=»4.4.7″ type=»4_4″][et_pb_text _builder_version=»4.4.7″ hover_enabled=»0″]

Ventajas del suelo radiante:

 -Sensación de confort:

La distribución de las tuberías en forma de serpentín por todo el pavimento, hace que el calor se distribuya y llegue a toda la superficie de la estancia de manera uniforme.

Así, el calor asciende de manera homogénea proporcionando la misma sensación de confort en toda la casa. Además, al no haber corrientes, no produce sequedad y reduce la humedad.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.4.7″][et_pb_column _builder_version=»4.4.7″ type=»4_4″][et_pb_image src=»https://www.nextarquitectura.com/wp-content/uploads/2020/05/Terra-radiant-02.png» _builder_version=»4.4.7″ alt=»calefaccion suelo radiante » title_text=»Terra radiant 02″ hover_enabled=»0″ align=»center» custom_padding=»||0px||false|false»][/et_pb_image][et_pb_text _builder_version=»4.4.7″ hover_enabled=»0″]

Fuente: https://e-ficiencia.com/

 

-Estética:

Dado que la instalación se sitúa bajo el pavimento, no se muestra ningún aparato de la instalación visible. Únicamente debemos situar un pequeño armario de control de las válvulas de regulación que se puede situar oculto en un armario por cada circuito que se instala. Lo que si que se tiene que tener en cuenta es el tipo de acabado del suelo que se elija, siendo preferibles suelos de mármol o baldosas cerámicas.

-Opción frío:

Cabe la opción de hacer circular agua a temperaturas frías (a unos 18 grados) para cuando lo que nos interese sea enfriar el ambiente, sobre todo en verano. Es cierto que el mayor problema de estos sistemas son las condensaciones, pero actualmente existen diferentes sistemas que permiten el control de estas.

 

Desventajas del suelo radiante:

-Precio:

El precio inicial de inversión en el caso del suelo radiante suele ser elevado, especialmente si se tiene que levantar el suelo existente para su instalación. Aun así, a la larga, gracias al ahorro energético, podemos decir que con el tiempo sale mucho más rentable, llegándose a amortizar en aproximadamente dos años.

-Instalación:

Como hemos comentado anteriormente, la instalación de suelo radiante se sitúa debajo del pavimento. Este hecho provoca que sea adecuada su instalación en las viviendas de obra nueva o que estén en fase de obra. En el caso de quererse instalar en una vivienda finalizada, supondría tener que levantar todo el pavimento para su instalación.

-Alta inercia:

Debido a la elevada inercia térmica, el sistema tarda un tiempo considerable en alcanzar la temperatura de confort, y de la misma forma mantendrá el calor durante varias horas una vez apagado. Es una característica que hay que tener en cuenta durante su uso ya que supondrá un buen aprovechamiento del sistema o un desaprovechamiento de horas de calor. Así, el suelo radiante es conveniente para aquellos espacios u hogares que su utilización sea de forma continuada o zonas frías que convenga mantener una mínima temperatura.

-Mantenimiento y limpieza:

Una vez más, su característica principal que lo sitúa debajo del pavimento hace que la reparación de una avería resulte engorrosa y en algunos casos complicada. Además, un mal mantenimiento del circuito podría dificultar el flujo del agua, limitando sus capacidades.

 

[/et_pb_text][et_pb_image src=»https://www.nextarquitectura.com/wp-content/uploads/2020/05/IMG_20181228_093001-GUELL-I-FERRER-scaled.jpg» _builder_version=»4.4.7″ alt=»calefaccion suelo radiante» title_text=»IMG_20181228_093001 GUELL I FERRER» hover_enabled=»0″][/et_pb_image][et_pb_image src=»https://www.nextarquitectura.com/wp-content/uploads/2020/05/IMG_20181228_095413_GUELL-I-FERRER-scaled.jpg» _builder_version=»4.4.7″ alt=»calefaccion suelo radiante» title_text=»IMG_20181228_095413_GUELL I FERRER» hover_enabled=»0″][/et_pb_image][et_pb_text _builder_version=»4.4.7″ hover_enabled=»0″]

 

-Eficiencia energética:

Los circuitos de suelo radiante funcionan transportando agua a bajas temperaturas (30-40º) por lo que se consigue grandes ahorros combinándolos con sistemas eficientes como pueden ser la aerotermia, geotermia, placas solares o sistemas de calderas de baja temperatura. Esto lo convierte en uno de los sistemas de calefacción más eficientes energéticamente. El uso del suelo radiante consume entre un 10% y un 20% menos en comparación a otros sistemas de calefacción.

 

Calefacción por radiadores:

Consiste en la instalación de unos elementos emisores de calor llamados radiadores que se encargan de emitir el calor procedente del agua caliente que circula por su interior.

Estos sistemas necesitan que el agua que circula por su interior estén a temperaturas de hasta 80 grados para poder transmitir el calor a la estancia.

Aun así, actualmente existen sistemas de radiadores a baja temperatura que son capaces de funcionar con agua a temperatura de unos 60 grados.

[/et_pb_text][et_pb_image src=»https://www.nextarquitectura.com/wp-content/uploads/2020/05/radiadors.png» _builder_version=»4.4.7″ alt=»calefaccion radiadores» title_text=»radiadors» hover_enabled=»0″ align=»center»][/et_pb_image][et_pb_text _builder_version=»4.4.7″ hover_enabled=»0″]

Fuente: https://www.arquitecturayempresa.es

 

Ventajas:

-Precio:

La instalación de los radiadores tiene un precio mucho más económico también gracias a su facilidad a la hora de realizar la instalación, ya que tanto el circuito como los radiadores se encuentran de manera superficial y a la vista.

-Rapidez:

Los radiadores tienen la capacidad de alcanzar el calor deseado de una forma rápida. De esta manera con poco tiempo de encendido, podemos alcanzar la sensación de confort que un suelo radiante no nos puede proporcionar de manera inmediata.

-Control:

El hecho de tener radiadores distribuidos en diferentes estancias de la casa, nos permite el control de los radiadores que queremos que entren en funcionamiento pudiendo mantener cálidas únicamente las estancias que estamos usando.

 

[/et_pb_text][et_pb_image src=»https://www.nextarquitectura.com/wp-content/uploads/2020/05/22_DSC1109_SOL-TOALLERO.jpg» _builder_version=»4.4.7″ alt=»calefaccion calefactores suelo radiante» title_text=»22_DSC1109_SOL TOALLERO» hover_enabled=»0″][/et_pb_image][et_pb_text _builder_version=»4.4.7″ hover_enabled=»0″]

 

Inconvenientes:

 

-Espacio:

La instalación de los radiadores se hace necesariamente visible en todas las estancias y ocupan un lugar físico considerable y que influye en la distribución de dicha estancia.

 

[/et_pb_text][et_pb_image src=»https://www.nextarquitectura.com/wp-content/uploads/2020/05/34_DSC5253_SANTA-TERESA.jpg» _builder_version=»4.4.7″ alt=»calefaccion radiadores suelo radiante» title_text=»34_DSC5253_SANTA TERESA» hover_enabled=»0″][/et_pb_image][et_pb_text _builder_version=»4.4.7″ hover_enabled=»0″]

 

-Modo de reparto de calor:

La distribución del calor se hace a partir de aparatos puntuales, por lo que el reparto se produce de manera desigual en toda la estancia. De esta manera, el calor se concentra en la zona dónde se encuentra el radiador, que tiende a subir, dejando la zona más cercana al pavimento a una temperatura no tan cálida.

-Consumo:

Como hemos comentado anteriormente, los radiadores necesitan agua a una temperatura suficientemente elevada para poder proporcionar el calor necesario, por lo que el consumo irá ligado a este consumo. Sin embargo, hoy en día existen radiadores a baja temperatura que funcionan con una bomba de calor que calienta el agua sobre los 60 grados, garantizando un mayor ahorro.

 

A la hora de elegir un sistema de calefacción u otro deberemos tener en cuenta varios factores, como la estética, el momento de la instalación o el uso que se le va a dar a las estancias o a la vivienda. Debemos elegir qué factores resultan más importantes para nosotros y para nuestro confort.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

LA TRANSFORMACIÓN DE NUESTRAS VIVIENDAS A CONSECUENCIA DEL COVID-19

Desde el pasado 14 de marzo, a consecuencia del estado de alarma puesto en marcha por la crisis del COVID-19, nuestras rutinas han tenido que cambiar.

Hasta entonces nos levantábamos por la mañana, nos duchábamos, arreglábamos e íbamos a nuestros centros de trabajo, cogíamos el coche, tren, metro o moto, y desde primera hora de la mañana hasta la noche nos relacionábamos con infinidad de gente.

A raíz de esto, de un día para otro, a la mayoría de nosotros nos ha cambiado la situación y hemos tenido que adaptar nuestras viviendas como hemos podido, haciendo que formaran parte de nuestra rutina y hemos acabado trabajando, haciendo deporte, jugando con los niños, únicamente dentro de casa.

Viviendo situaciones diversas en nuestros hogares que no habíamos imaginado ni estaban preparados para ello.

Nos hemos dado cuenta de que es importante tener un espacio para cada cosa; para trabajar y estudiar, para jugar, hacer ejercicio y realizar nuestros hobbies.

No siempre contamos con espacios suficientemente grandes para poder destinar una habitación o estancia únicamente para una actividad y es por esto que queremos resaltar la importancia que tiene la capacidad de transformación de los espacios.

¿Cuántos de nosotros hemos tenido que improvisar un estudio en la cocina, comedor o salón y mientras hacíamos una videoconferencia importante de trabajo, se han cruzado con familiares, niños o ruidos externos que han dificultado la reunión?

Cada vez tenemos viviendas con estancias más abiertas y unidas para tener mayor sensación de espacio, pero no caemos en la cuenta de que en estos espacios a lo largo del día se puedan transformar e independizar unos de otros. Cada vez es más necesario que, aunque un espacio sea abierto y diáfano, se pueda fragmentar en determinados momentos para poder tener varios usos de forma simultánea.

En la imagen que vemos a continuación, la Casa Osca de NextArquitectura que podéis encontrar entre nuestros proyectos realizados, encontramos un gran espacio de estudio y habitación de los niños.

Esta estancia se puede compartimentar según los intereses mediante esta gran puerta corredera que privatiza o unifica los espacios.

Cada vez valoraremos más la correcta orientación de la casa y de cada una de las estancias para poder trabajar a gusto y pasarnos todas las horas del día sin agobiarnos. Otra necesidad básica que valoraremos mucho más es la de tener una terraza, jardín o balcón suficientemente grande para poder salir a respirar un poco de aire.

Cuántas imágenes hemos visto estos días de improvisaciones de sofás y butacas frente a una ventana sólo para poder disfrutar de los pocos minutos de rayos de sol. Acabaremos valorando más un metro cuadrado de terraza que de espacio interior.

En la imagen que os mostramos a continuación, una de la casas diseñadas por Next (Casa Sant Feliu) que podéis encontrar entre nuestros proyectos realizados, hay un espacio exterior cubierto muy agradable para estos días. Es la zona de comer y de relax tanto en invierno como en verano.

Se dice que no será tan fácil deshacernos del coronavirus y que no será la primera vez que tendremos que adaptarnos a esta situación.

Lo que ahora nos ha cogido por sorpresa, nos ha enseñado a que nos tendremos que preparar y adaptar para que, si vuelve a pasar, tener las capacidades de cambiar nuestra rutina con facilidad sin afectar prácticamente a nuestras emociones y sentimientos.

Si te ha interesado el artículo, puedes seguir leyendo más en el siguiente post:

¿Cómo afectará el coronavirus al diseño de los edificios?

 

EL ORDEN DE LOS ESPACIOS

 

El espacio se podría considerar que es básicamente lo más importante que hay que tener en cuenta a la hora de diseñar un edificio, ya que es donde se van a desarrollar las actividades por las cuales ha sido diseñada esta estructura.

El espacio es todo aquello que nos rodea y obedece a diferentes conceptos y diferentes disciplinas que se ocupan del espacio físico, el espacio geográfico, el espacio exterior e interior.

Es el elemento primordial de la Arquitectura, aquel delimitado materialmente por el volumen a pesar que volumen no siempre coincide con la forma material que lo delimita.

Este espacio es creado por necesidad del ser humano para tener un techo para protegerse y poder desarrollar diversas actividades de su vida cotidiana.

Estos espacios desarrollados por el humano no necesariamente son desarrollados con muros, también se pueden desarrollar con elementos de la naturaleza los cuales le dan un estilo al espacio, esto ya dependería de los gustos de las personas y de las necesidades.

Entonces, los problemas de diseño tanto arquitectónico como del interiorismo, han de centrarse en el obligado agrado de lo útil, es decir de lo funcional, con lo que el placer de lo estético de las formas se relegará en algunas ocasiones a segundo plano.

En cuanto a su función o (papel) en la estructura del sistema, se dividen estos espacios en dos grandes familias:

Espacios Servidos: (o que sirvan) aquellos que son el motivo por los cuales se construyen.

Espacios Servidores: aquellos que complementan la actividad funcional en los espacios servidos.

Por ejemplo, en una casa los espacios privados (las habitaciones, comedor, salas de estar, etc.) son espacios servidos; los pasillos, baños, cocinas o escaleras son espacios servidores.

Esta gran subdivisión, muy amplia, corresponde a Louis Kahn, y le permitió un tratamiento formal, jerarquizado y expresivo.

La circulación vincula los espacios de un edificio y reúne a un conjunto de espacios interiores y exteriores, con límites, nudos y finales del recorrido, a través de pasillos, galerías, tribunas, escaleras y ámbitos.

Estos elementos constituyen una parte integral de la organización del edificio, por lo tanto, la forma y la escala del espacio circulatorio deberá ser apropiada al desplazamiento del ser humano.

De esta manera podemos ordenar de manera clara las diferentes estancias del edifico permitiendo un diseño funcional, inteligente Y útil para el día a día de los usuarios.

El espacio interno es el protagonista del hecho arquitectónico.

Todo edificio colabora en la creación de dos espacios: los espacios servidos i los espacios servidores.

LA MODA DEL LADRILLO VISTO

En los proyectos de rehabilitación es cada vez más común dejar vistas paredes originales de ladrillo macizo de la viviendas junto a un trasdosado de cartón yeso o a una pared de ladrillo enyesada, así cómo dejar las vigas que sujetan la estructura de la cubierta al descubierto, con un entrevigado de cartón yeso o con un enyesado entre bigas, creando de esta manera espacios rústicos con contrastes entre lo antiguo y lo moderno, y que apuestan por los materiales naturales combinados con materiales prefabricados modernos.

EL LADRILLO VISTO

El atractivo de esas paredes de ladrillo visto o el de las vigas vistas, es la imperfección que muestran por el paso de los años; los cantos rotos, las manchas, el desgaste de la argamasa que une a los ladrillos, los nudos de la madera… son precisamente estas imperfecciones que, combinadas con elementos rectos, limpios y actuales hacen del espacio, un ambiente característico y singular.

Durante la rehabilitación de la vivienda, hay que saber escoger qué pared o paredes se pueden dejar al descubierto para mostrar los ladrillos originales, pero es aconsejable no dejar vistas todas las paredes de una misma estancia, ya que debido a su espesor y a su denso color marrón se consigue que el espacio parezca más pequeño; por ese motivo, generalmente solo se recupera el ladrillo de una sola pared o bien de un pilar, una esquina…

Otra manera de jugar con la idea de recuperar los ladrillos es pintarlos para ganar en luminosidad y amplitud y alejarnos de ese acabado más duro que desprenden; hay que ir con cuidado de qué manera los pintamos.

 

Algo muy parecido ocurre con las vigas de madera, dependiendo de la tipología de la vivienda suele ser aconsejable no dejar todas las vigas al descubierto y combinar zonas con falso techo de cartón yeso y aprovechar esas zonas para el paso de instalaciones y conductos.

El ladrillo visto se adecua a cualquier estancia de la casa, ya sea en el comedor, en la cocina o en el baño, pero requiere un tratamiento previo para la higiene de la vivienda.

Se tiene que sorrear la pared, eso significa aplicar una técnica industrial de limpieza que consiste en la proyección de un material abrasivo mediante una tobera de aire comprimido (presiones que oscilan entre los 2 y 7 bares), y así conseguir acabados perfectos.

Otra forma de limpiar una pared es mediante un limpiador de agua a presión o mediante cepillos y agua, realizando círculos para quitar el polvo y la suciedad o mediante jabón y sal de mesa; la idea es crear una pasta y aplicarla al ladrillo con un trapo y dejarlo reposar, luego limpiar la superficie y ayudarse de agua para lavarla.

Referente al tratamiento de las vigas de madera, teniendo en cuenta que la viga se encuentra en buen estado, es aconsejable dotar la biga con un tratamiento antihongos para limpiar de manera interior la viga, y posteriormente, barnizarla para darle un mejor acabado.

VISITA NUESTROS PROYECTOS EN https://www.nextarquitectura.com/proyectos/

 

ALTERNATIVAS A LAS DIVISIONES VERTICALES TRADICIONALES

 

A menudo cuando pensamos en dividir un espacio, nos viene a la mente de manera automática cerramientos de obra tradicionales.

Ésto es garantía de estanqueidad entre diferentes ambientes, pero si lo que buscamos es un buen diseño mucho más sensible, es preciso hacer una reflexión sobre qué otras sensaciones deben estar presentes en nuestro nuevo espacio:

 

Paramentos laminados

Si lo que queremos es obtener transparencia y ligereza a un recorrido o a un espacio, nos será muy útil darle a la pared un aspecto laminado y vaciarla para conseguir ese efecto. Para ello podemos ayudarnos de diferentes tipos de materiales, metálicos, de madera o incluso textiles.

A continuación os mostramos éste concepto integrado en la escalera, nos ayuda a demás a unir dos elementos como son la barandilla y la pared.

También podemos aplicar éste concepto de aligerar una división vertical en puertas. Éste tipo de elementos laminados nos ayudaran a aportar luz a espacios oscuros como pueden ser los lavabos o lavaderos que acostumbran a ubicarse en las zonas más oscuras de la casa.

 

 

Paramentos de vidrio

Si lo que nos interesa en éste caso, es crear un espacio dividido pero lo más luminoso posible, es el momento de hacer uso del vidrio. Éste material tiene infinidad de posibilidades, pero a nivel doméstico donde más práctico nos puede resultar, de nuevo vuelve a ser en los lavabos. Por su condición habitual de espacios reducidos y oscuro, el uso de este material nos aportara luz difusa en los lavabos.

Mira este caso en el proyecto que realizamos en Casa Llobet:

En esta imagen puedes ver una propuesta de Suite para hotel:

También podemos incorporar el vidrio de manera parcial en la caja de lavabo. Esto nos puede ser práctico si lo que buscamos es privacidad y luz a la vez. Aquí te dejamos algunos ejemplos:

   

Otros elementos:

Y si lo que buscamos es arriesgarnos, darle un giro inesperado a una estancia y romper con convencionalismos podemos incorporar desde jardines verticales, separaciones con elementos de cuerda o textiles, celosías o cortinas metálicas.

 

Aquí te dejamos algunas ideas:

1. Cortinas metálicas.

Pensadas para componer distintas estancias a través de esta capa que ofrece transparencia ofreciendo distintos puntos de vista y gran amplitud. Las encontrarás de infinidad de colores y espesores dependiendo del resultado final que busques.

 

2. Cortinas de cuerdas

Ésta opción es una buena idea para apartamentos pequeños, donde se le quiera aportar un toque rústico y cálido a la par que diferenciar distintos ambientes. Incluso puedes hacerlo tú mismo !

 

3. Muebles diseñados a medida

Y por último, otra de las claves para diferenciar espacios es elegir un mueble a medida. Esta opción sin duda es de las que mejor se adaptará al espacio y a la vez obtendremos un espacio de almacenamiento.

 

QUÉ TIPO DE CARPINTERÍA DE CERRAMIENTOS ESCOGER PARA MI VIVIENDA

Para la garantizar la buena eficiencia energética de los espacios interiores de nuestra vivienda, y por lo tanto asegurarnos un ahorro energético, es importante la buena elección de los elementos que conforman los cerramientos.

Además, las características de estos cerramientos nos garantizaran poder obtener un buen resultado en el certificado energético.

Todo cerramiento debe poder satisfacer las necesidades principales como son la estanqueidad ante la lluvia y sobretodo proporcionar el aislamiento térmico necesario para una buena sensación térmica en el interior.

Para ello establecemos tres parámetros a tener en cuenta para la elección de la ventana ideal para nuestra vivienda.

1. El material que conforma la carpintería

Actualmente se usa una gran variedad de materiales para la fabricación de las carpinterías de los cerramientos y cada vez surgen nuevos materiales que pretenden dar mucha más efectividad a las necesidades y dar mejores respuestas.

Aun así, los materiales que más se usan ya sea por su precio o por su buena respuesta a las necesidades, son:

-Madera:

La madera proporciona una sensación de calidez a la estancia y unos acabados atractivos.

Además, proporciona un buen aislamiento de forma natural.

La principal desventaja de este material es su elevado precio, en parte debido a la necesidad del mantenimiento de este material.

Hay que tener en cuenta que la mayor parte de las viviendas con cierta antigüedad tendrán las carpinterías de madera ya que es el material más tradicional, pero el tratamiento y/o mantenimiento que tienen suelen ser escasos por lo que el estado en el que se encuentran puede ser deficiente, ya sea por desgaste o por presencia de insectos.

Carpintería de madera con contraventana
Lucernario con carpintería de madera

-PVC:

Es un material poco usado pero que con su entrada en el mercado ha evolucionado de forma notable. Cabe destacar su poco mantenimiento y el buen aislamiento acústico.

-Aluminio:

El material más utilizado para crear las carpinterías de los cerramientos, ya que son de muy fácil mantenimiento y se adaptan fácilmente a cualquier cambio climático.

Las carpinterías de aluminio proporcionan un buen nivel de aislamiento térmico.

Actualmente ofrecen gran variedad de acabados y colores por lo que es el material más utilizado en el mercado actual.

Ventana y contraventana de aluminio

 

2. Tipo de vidrio

Para poder establecer un buen aislamiento térmico es necesaria una buena elección del tipo de vidrio, ya que supone la mayor superficie de nuestro cerramiento.

Además, nos proporciona el confort acústico y la seguridad necesaria para nuestro hogar.

-Simple transparente:

Vidrios de una sola hoja que pueden oscilar entre los 2 y 15 mm de grosor.

-Simple con cierta opacidad:

Son vidrios con cierto nivel de opacidad adquirida gracias a procesos de tinte en masa o por depósito de sales en una de sus caras.

Colorido del vidrio de una ventana existente

 

-Doble vidrio:

Compuestos por dos vidrios simples de gruesos que oscilan entre los 4 y 10mm y una cámara de aire entre ellos, que es la que proporciona un mayor aislamiento térmico.

-Vidrio templado:

Son vidrios que adquieren más resistencia que el normal a partir de procedimientos térmicos y que en caso de rotura se rompe en fragmentos pequeños y no cortantes.

-Vidrio laminado:

se forma a partir de varias capas de vidrio unidas entre sí por una lámina transparente que en caso de rotura aseguran que los fragmentos queden adheridos en dicha lámina plástica.

3. Método de apertura y diseño

El método de apertura del cerramiento nos proporcionará una buena adecuación al espacio, según las relaciones visuales que nos interese tener o si permiten el desplazamiento o no a través de ellos. De esta manera, tenemos la clasificación siguiente:

-Abatibles
-Un batiente
-Proyectable
-Oscilobatiente
-Giratoria
-Pivotante
-Basculante
-Plegable
-Librito
-Italiana
-Australiana
-Corredera
-Corredera
-Guillotina
-De celosía
-Lamas horizontales
-Lamas verticales
-Fijas

Ventana fija y oscilobatiente
Doble batiente

 

De la misma manera, el despiece, la forma o los colores repercutirán en la configuración y el acabado del espacio otorgándole unas cualidades u otras.

El método de apertura y geometría de la sección de la carpintería proporcionará una mayor estanqueidad al paso del agua.

Finalmente, y no menos importante, nuestra elección nos permitirá poder ofrecer un buen mantenimiento y limpieza a un elemento que, su principal importancia, es su característica de transparencia.

Composición de carpinterías con partes fijas y partes abatibles

 

ESCALERAS

 

En muchos proyectos debido a forma de la parcela o bien debido al programa aparece el elemento arquitectónico de la escalera.

Siempre la incorporamos como un elemento más de la vivienda que nos ayuda a organizar los espacios y a caracterizarlos.

Hay muchas tipologías de escaleras según su forma; de un solo tramo, de dos tramos en forma de “U” o en forma de “L”, de caracol, etc.

Siempre se escogerá un tipo u otro dependiendo del uso de la escalera, posición y dimensión, y relación con los diferentes espacios.

Además de la forma, se definirán las medidas de los escalones, tanto de la huella (la parte del peldaño que se pisa, que está en posición horizontal) como de la contrahuella (la parte vertical del peldaño que define su altura).

En fases de proyecto más avanzadas, cuando estamos definiendo y detallando todos los elementos conjuntamente con los clientes surge la duda, ¿escalera metálica, de hormigón, de obra, de madera?

Muchas veces esta duda se disipa rápidamente por temas estructurales o económicos, pero otras veces la decisión depende de más factores.

 

Veamos los diferentes tipos de escaleras más utilizados:

 

ESCALERAS DE ESTRUCTURA METÁLICA

 Este tipo de escalera se monta en el taller (parcialmente o totalmente) y se coloca en la obra.

Esta estructura puede estar formada por una chapa plegada que forme los escalones. Posteriormente se puede revestir o no la huella con el pavimento que se desee.

Otro tipo de escalera metálica muy usado se forma a partir de pletinas metálicas que se colocan en horizontal formando los escalones (la huella) y que se sueldan a lado y lado a dos pletinas que forman el recorrido de la escalera.

En este caso puede no haber contrahuella (parte vertical del escalón) creando relaciones visuales y lumínicas a través de la escalera.

 


Muchas veces se utilizan este tipo de escaleras cuando se tienen lucernarios o patios en relación con la escalera, o bien se quiere aprovechar el bajo escalera, o porque simplemente su aspecto y diseño son los que más gustan a los clientes.

El diseño de la estructura y sus peldaños puede definirse y personalizarse al detalle haciendo de la escalera una pieza única.

La mayoría de las veces se encarga el diseño a medida al industrial. Por esta y otras razones suele ser una opción con un presupuesto más elevado.

Un aspecto que es ventajoso respecto a otros sistemas, es que su colocación y puesta a punto en la obra son muy rápidos.

ESCALERAS DE
HORMIGÓN


Este tipo de escaleras son macizas formadas por losas de hormigón inclinadas. Los escalones se pueden formar con el encofrado del mismo hormigón o bien pueden hacerse de ladrillos cerámicos.

Su uso es muy frecuente cuando tenemos la estructura de la vivienda de hormigón armado o fábrica de ladrillo ya que es de construcción sencilla y además se unifican los sistemas constructivos e industriales implicados.

Sus acabados pueden ser diversos, y se pueden revestir del material que se desee. Al ser el sistema más usado y depender de industriales que normalmente ya se encuentran en la obra es la mayoría de las veces la solución más económica.

ESCALERAS DE ESTRUCTURA DE MADERA

Tiene sentido incorporar este tipo de escaleras cuando la estructura de la vivienda (forjados) es también de madera.

El sistema de construcción sería muy parecido al metálico, formando los escalones por tablones de madera anclados a tablones laterales que forman el recorrido de la escalera.

De la misma manera que la metálica, puede no haber contrahuella creando una escalera visualmente más ligera.

 

ACABADOS DE ESCALERAS

Cuando hablamos de los acabados de la escalera, especialmente de los escalones, se puede optar por dos estrategias, integrarlos con el resto de materiales o hacer que sea un elemente diferenciado.

Muchas veces para revestir las huellas de los escalones se utiliza el mismo material utilizado que para el pavimento.

Pueden ser de parquet natural, parquet sintético, de gres porcelánico, etc.

Si la escalera está compuesta por contrahuella ésta puede estar revestida del mismo material que la huella o bien se puede utilizar un acabado diferente creando una composición de acabados original.

 

Otro elemento importante es la barandilla o pasamanos.

Una opción son las barandillas de vidrio transparente ancladas a la escalera, dan una estética moderna y un acabado con sensación de ligereza.

Otro tipo muy usado son las barandillas metálicas formadas por perfiles metálicos, o bien las barandillas con un acabado macizo que están construidas por muretes de ladrillos cerámicos revestidos y pintados.

Esta última opción solamente la veremos con escaleras de hormigón y cerámicas.

Todas las barandillas se pueden rematar con un pasamanos superior metálico o de madera.

Las barandillas suelen tener una altura entre 90 i 110cm, pero en algunas ocasiones nos puede interesar que la barandilla haga de filtro entre la escalera y otros espacios y puede llegar hasta el forjado.

Un buen recurso es tener una barandilla de vidrio desde el suelo al techo que nos deje pasar la luz pero que nos separe los espacios.

Otra opción similar seria utilizando lamas de madera que también se dispongan del suelo a techo formando una celosía.

    

ILUMINACIÓN ARTIFICIAL SANA

En Next Arquitectura le damos mucha importancia a la luz natural, en cómo incide dentro de los espacios y en su aprovechamiento también a nivel energético, pero la realidad es que los seres humanos nos pasamos más de un 80% de nuestro tiempo en espacios interiores dónde se utiliza la luz artificial con frecuencia, y este hecho puede influir en nuestra salud.

Los seres humanos nos pasamos más de un 80% de nuestro tiempo en espacios interiores dónde se utiliza la luz artificial.

 

RITMO CIRCADIANO

Todo tipo de vida viene determinada por los ciclos de día y noche, incluida la de los humanos, condicionando nuestra fisiología.

La luz solar va evolucionando desde que los primeros rayos solares (con una mayor proporción de luz azul o fría) inciden en nuestro organismo, inhibiendo la secreción de la melatonina (comúnmente llamada la “hormona del sueño”) y empieza a producir serotonina para activarnos, hasta que con la puesta de Sol nuestro organismo vuelve a segregar melatonina, con un espectro de luz más cálida (rojo, naranja y amarillo).

Esta regulación a través de las hormonas se denomina el ritmo circadiano.

Con la llegada de la luz artificial y la exposición cada vez más alta a pantallas de tabletas o teléfonos móviles, este ciclo se ha visto alterado, disminuyendo la producción de melatonina, llegando a modificar nuestros patrones de sueño, o incluso a provocar problemas gastrointestinales, cambios de humor, trastornos cardiovasculares o un mayor riesgo de contraer cáncer de mama y de próstata, entre otras múltiples afecciones.

Es por esto que en Next Arquitectura nos tomamos muy en serio la elección de la iluminación artificial de los diferentes espacios interiores.

TEMPERATURA DE COLOR E INTENSIDAD

La temperatura del color i la intensidad de la luz nos marcarán el ambiente de cada estancia dependiendo de la actividad que queramos hacer, intentando reproducir los ciclos de la luz natural.

La intensidad de la luz se mide en lux, variando des del mínimo con el cual nuestro organismo percibe que ya es de día y se empieza a activar (800 lux), hasta un mediodía de verano (150.000 lux).

Hoy en día no se llegan a estos niveles, llegando a considerar una buena iluminación interior para leer, por ejemplo, de 500 lux, o de 100 lux en espacios de transición, muy inferior a lo aconsejable.

Asimismo, la temperatura de color se expresa en grados Kelvin (K), pasando des de los 2.400 K (un color cálido similar al atardecer) hasta unos 10.000 K (una temperatura más azulada).

Las bombillas incandescentes y las halógenas, ahora prohibidas por su alto consumo energético, emitían una luz cálida (entre 2.700 y 2.800 K), mientras que los fluorescentes (tanto tubos como compactos) pueden variar des de una tonalidad cálida (2.700 K) hasta el blanco (6.000 K).

Actualmente existen en el mercado los emisores LED que llegan a cubrir casi la totalidad del rango de temperaturas de color (2.400-10.000 K).

Existen también las lámparas fluorescentes de espectro solar completo, o fullspectrum, con las que se obtiene en una tonalidad blanca con todos los colores del espectro visual, con un gran rendimiento energético, y emiten con una frecuencia similar a la luz solar (incluidos los rayos ultravioletas).

Serán estos parámetros los que nos definirán el tipo de emisores de luz. No elegiremos el mismo tipo de luz en una habitación que en una oficina, al igual que en la misma habitación deberemos disponer de diferentes luces para levantarnos por la mañana o para irnos a dormir por la noche.

Con éstas consideraciones y la disposición de las lámparas (podéis consultar nuestra entrada sobre iluminación decorativa aquí), podremos disponer de una iluminación sana y adecuada a la actividad de los nuestros espacios interiores.

INTERIORISMO PARA ESPACIOS PEQUEÑOS

DIEZ GRANDES IDEAS PARA PEQUEÑOS ESPACIOS

La falta de metros cuadrados en los hogares españoles es un problema cada vez más frecuente. Según estadísticas de Ikea, la media este país es de entre 76 y 90 m2, y en las ciudades este problema se agrava, ya que podemos encontrar pisos de 45 m2. Sin embargo, en Next Arquitectura creemos firmemente en que, con un poco de imaginación, la infinidad de soluciones que nos ofrece el mercado y un buen diseño podemos convertir tu apartamento en un cómodo y espacioso hogar.

1. UNIFICA ESTANCIAS

¡Di adiós a los tabiques!

En las casas y pisos antiguos acostumbraban a compartimentar mucho el espacio para tener muchas habitaciones y más intimidad, pero eso no ayuda a que el espacio sea diáfano y luminoso, ya que las paredes ocupan espacio y reducen el campo visual.

Nuestro consejo es que contactes con un profesional para deshacerte de todas estas barreras visuales sin afectar a la estructura del edificio.

2. APROVECHA LA ARQUITECTURA

En ocasiones la arquitectura genera rincones en las paredes ideales para diseñar espacios de almacenaje como estanterías o armarios. ¡No los desaproveches! Estos rincones diseñados a medida son los que acabarán dándole más personalidad al hogar.

3. USA LAS PAREDES

Las paredes son los elementos que definen la distribución del hogar.

Así pues, es fundamental basarse en estas para definir la distribución del mobiliario; el truco más obvio es el de pegar los muebles a las paredes para dejar las estancias lo más diáfanas posible.

También puedes colgar en las paredes objetos como el televisor para dejar las superficies útiles más despejadas ya que el orden es primordial en este tipo de espacios.

 

4. COLORES CLAROS

El blanco siempre es un acierto en los espacios reducidos, ya que aporta mucha luminosidad y da efecto de amplitud a cualquier estancia. El gris, el beige y los colores tostados son una buena opción para substituir o complementar el blanco.

5. CRECE EN ALTURA

Las casas y pisos antiguos suelen tener techos muy altos que te permiten generar espacios en altillos, que pueden ser utilizados como espacio de almacenaje si no tienen suficiente altura, o incluso como dormitorio o despacho si la altura te lo permite.

6. MOBILIARIO MULTIUSOS

En espacios muy reducidos es muy importante intentar que un mismo mueble cubra diferentes funciones para no abarrotar las estancias, por ejemplo, una cama que tenga a la vez almacenaje o una mesa auxiliar que sea a la vez mesa de comedor pueden ser dos buenas opciones para este tipo de viviendas.

7. MOBILIARIO A MEDIDA

El mobiliario a medida nos permite adaptarnos al máximo a la arquitectura y hay estancias en que este parámetro es fundamental, en concreto la cocina y, frecuentemente, los baños. Por este motivo, des de Next Arquitectura os recomendamos contactar con un profesional para que os asesore sobre las mejores opciones para vuestra vivienda.

8. SUPERFICIES BRILLANTES Y REFLECTANTES

Puede parecer una tontería, pero las superficies brillantes, como la madera lacada de la cocina o de los armarios, hacen rebotar la luz haciéndola llegar a más rincones y generando el efecto visual de mayor amplitud. Este efecto se multiplica con las superficies reflectantes como los espejos, que generan la ilusión visual de multiplicar los metros cuadrados de la estancia en la que se encuentran.

9. LUZ NATURAL

No existe mejor luz que la luz natural. Por este motivo, te recomendamos, en la medida de lo posible, que incorpores grandes aberturas en fachada y lucernarios en las estancias más oscuras de la vivienda; estos pequeños cambios van a cambiar el espacio por completo.

 

10. LUZ ARTIFICIAL

Un buen proyecto de iluminación es clave para diferenciar espacios y hacerlos parecer más grandes y confortables. Este es un “tip” que va a aportar, no solo luminosidad y confort, sino calidad al resultado final de la obra.

En NextArquitectura creemos que, con la ayuda de un profesional, cualquier espacio, por muy pequeño que sea, puede convertirse en un hogar espacioso y luminoso.

Puede encontrar más información en los siguientes posts:

APROVECHAR ESPACIOS PERDIDOS: EL BAJO ESCALERA

¿QUÉ TIPOS DE ENCIMERAS DE COCINA EXISTEN, Y CUÁL ES LA MEJOR PARA MI COCINA?

ILUMINACIÓN DECORATIVA