POR QUÉ MI VIVIENDA HA OBTENIDO LA CALIFICACIÓN G EN EL CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA

Desde su aprobación del Certificado de Eficiencia Energética como certificado de medida del consumo energético, son muchas las preguntas que surgen a su alrededor. Por nuestra parte, intentaremos a grandes rasgos y sin detallar excesivamente sus parámetros técnicos, dar a entender, el motivo o los motivos que nos han llevado a obtener una letra, u otra.

 

CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA

 

Con el protocolo de Kioto en el horizonte (finales de 2020), la mayoría de países deben de establecer criterios de evaluación de su consumo energético, y en el nuestro, la normativa adopta los criterios que marca la Unión Europea.

Cada vez son más las casas, de nueva construcción, que deben de incorporar nuevos aparatos para ahorrar su despendio energético diario. En parte, los ejemplos los tenemos de forma muy significativa en los electrodomésticos, su calificativo A++, o A+++, marcarán su precio pero a su vez, el vendedor, nos aconsejará una u otra, con el fin de ahorrar a largo plazo. Los resultados, no son nunca a corto plazo.

Arquitectónicamente hablando, cuando recibimos la visita de un técnico en nuestro domicilio para la realización de la Certificación de Eficiencia Energética, éste, toma datos de nuestra finca, de manera detallada, quizás de elementos que hasta ahora creíamos que no influenciaban en nada para obtener una mejor nota.

Una de las principales características que se tendrá en cuenta es la orientación de nuestra vivienda, el número de ventanas y puertas que posee y sobretodo, el tipo de marcos y cristales que nos protegen del frio exterior. Por razones constructivas y evolutivas, todas esas fincas que dispongan de carpinterías de aluminio y de cristales dobles, tendrán un calificativo mayor, que las que de lo contrario posean marcos de madera antigua y un cristal fino. Éstas últimas ventanas y o puertas antiguas, no pueden evitar la entrada de aire, lo que en parte provocará un mayor consumo de calefacción para poder obtener la temperatura deseada en el interior de la finca, a su vez, sucederá lo mismo en las épocas de verano, con las altas temperaturas y el poco aislamiento que aportan.

Adentrándonos en el contexto ecológico, por razones obvias, todas aquellas fincas que dispongan de placas solares, poseerán una mayor nota, acercándose a los colores amarillos y verdes del certificado. Cualquier aparato de última generación, cualquier electrodoméstico natural, ya sean estufas de leña, o de pellets y chimeneas, nos ayudarán en una gran parte a poder cambiar el color de nuestra etiqueta; nombre común, con el que se conoce el folio en donde están los datos del domicilio, su referencia catastral y su fecha de validez, además de indicarnos el calificativo obtenido. Dicha etiqueta deberá de estar vigente, cada vez, que el propietario desee vender o alquilar su vivienda.

Debemos pues de tener en cuenta estos factores antes de creer que nuestra finca puede obtener la máxima catalogación. Hemos repasado algunos pero son muchos más los que interfieren en el calificativo final. No solo, las ventanas y sus marcos nos lo determinan, tampoco si disponemos de placas solares, está también la orientación, antes comentado y la tipología constructiva de nuestro edificio, sus muros, sus paredes interiores, si poseemos otra finca encima o abajo, si la cubierta de nuestra casa, es inclinada o de lo contrario es plana, su entorno más próximo, refiriéndonos a si nuestra vivienda está rodeada de bloques más altos o más bajos, si de lo contrario, la finca está edificada en una parcela aislada y sin nada que le pueda hacer sombra, etc.
La Unión europea se ha fijado pues como objetivo llegar a Kioto, con gran parte de los deberes hechos, los países nórdicos, seguro, pasarán las pruebas con buena nota. La parte sur del continente deberá de subvencionar, algunas de las mejoras para que la gente decida incorporar gran parte de las medidas en poco espacio de tiempo. Actualmente son pocas las viviendas del parque urbanístico que obtienen las notas más altas. La incorporación de éstos nuevos y ecológicos elementos es muy caro y no todas las familias pueden hacer frente a su adquisición. Cada vez más, la mayoría de ellos se realizan con un sentido ecológico más reconocible y también la sociedad es más consciente del daño que nos conllevará en el futuro el uso inadecuado de aparatos de elevado consumo energético.

Debemos ser conscientes de que una finca de poco más de diez años, no puede obtener un calificativo medio alto, la evolución y los códigos técnicos, así lo demuestran, incluyendo cada vez más, elementos que puntúan muy alto pero basados en su óptimo rendimiento, su disminuido consumo y su superlativa eficiencia en general.

EL ESTADO ACTUAL DE UNA VIVIENDA

Antes de construir o reformar una vivienda hay que tener en cuenta ciertos aspectos que pueden condicionar el diseño o la gestión de la obra, puntos que si no se tratan o se prevén pueden resultar en sobrecostes o imprevistos más adelante.

¿La estructura del edificio está en buenas condiciones?

¿Hay conexión existente al alcantarillado?

¿Hay problemas de humedades?

¿La normativa local me permite hacer lo que tenía en mente? ¿Está mi edificio afectado por un plan urbanístico?

Desde NEXT arquitectura acompañamos al cliente desde el principio del proceso, antes incluso de que se adquiera la propiedad. Ayudamos al cliente a detectar posibles afectaciones tanto en un edificio existente como en un solar.

Hay varios puntos a tener en cuenta a la hora de realizar una reforma o la compra de una vivienda:

 

Instalaciones de compañía (Luz, alumbrado, FGC)

 

Luz:

Estudio de la fachada para ver si hay cableado o estructuras que soportan el mismo. En caso de derribo la empresa (Endesa) nos puede exigir el soterramiento del cableado público. Esto puede suponer un gran sobrecoste, dependiendo de la actuación. Además hay que tener en cuenta que en muchos casos, como técnicos, tenemos que expedir un certificado sobre cumplimiento de las distancias reglamentarias de obras y construcciones a líneas eléctricas.

Alumbrado:

Hay que estudiar si el municipio tiene alumbrado público o cableado del mismo en nuestra fachada. De ser así hay que respetarlo o tramitar una solución.

Telefonía:

En la mayoría de municipios, el cableado telefónico discurre por las fachadas, así como las cajas de conversión. Son instalaciones que estéticamente no son muy agradecidas por lo que hay que estudiar como minimizar su impacto en el proyecto, así como gestionar los trámites con compañía para que no tengamos problemas de ejecución.

Ferrocarriles:

Si la vivienda o solar está sobre un tramo de ferrocarriles o metro, hay que abrir un expediente y realizar informes de estabilidad y vibraciones para que se otorgue licencia.

 

Además hay que tener otros factores en cuenta dependiendo de la localidad. En algunos municipios del Vallès o Baix Llobregat por ejemplo, al haber un aeródromo/aeropuerto en la zona, las licencias que se pidan en los ayuntamientos vienen condicionadas por la aceptación de AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea).

¿PAREDES INTERIORES DE LADRILLO O PLADUR?

Ésta es una de las preguntas más frecuentes cuando pensamos en hacer una obra, ya sea de nueva construcción, de rehabilitación o una reforma. En este país nos envuelve una larga tradición de utilizar el ladrillo como material para crear las divisiones interiores en edificios, por lo que mucha gente tiende a pensar que indudablemente es la mejor solución.

En este post veremos por qué los tabiques de cartón-yeso, comúnmente llamados de pladur, son una opción muy buena, o incluso la mejor según algunos profesionales del sector.

 

Ventajas de las paredes de ladrillo al decidir entre pladur o ladrillo

–          Facilidad en el transporte. Debido a su tamaño, los ladrillos se pueden transportar con facilidad hasta la obra y, una vez allí, normalmente no tendremos problemas con el acopio.

–          Material económico. Tanto el ladrillo como el mortero utilizado para unirlos, son materiales económicos.

–          Facilidad en los remates. A menudo, nos encontramos con retranqueos o encuentros en los que debemos ser cuidadosos a la hora de realizarlos. Con el ladrillo como material, el operario tiene mayor libertad de trabajo en estos detalles.

–          Alta resistencia. Podremos colgar desde objetos ligeros como cuadros o estanterías, hasta muebles pesados, calderas, … sin necesidad de preverlo desde el inicio, pues la resistencia de las paredes está en toda su superficie.

    

Antes y después de paredes de ladrillo en nuestro proyecto Casa Forn

Las paredes de ladrillos o materiales pétreos se levantan desde hace miles de años. En cambio, las de cartón-yeso o yeso laminado, podemos decir que en comparación son nuevas, aunque ya hace más de 100 años que se inventaron. La primera fábrica se instaló en Estados Unidos en 1894, pero no fue hasta 1978 que llegó a España de la mano de la empresa Uralita. Entonces, tras más de 40 años en el mercado español, ¿qué ventajas nos puede ofrecer el pladur?

Ventajas de las paredes de pladur al decidir entre pladur o ladrillo

–          Instalación rápida. Las placas de pladur, por su tamaño y sencillez de montaje son más rápidas de colocar

–          Instalación en seco. Gracias a la ausencia del mortero y enlucidos, nos ahorramos tiempo y la instalación es más limpia.

–          Pocos escombros. Debido a la instalación en seco y las placas de cartón-yeso, cuando las cortamos, el trozo sobrante es fácil de aprovechar.

–          Estructura ligera. Un aspecto positivo, sobre todo para las reformas y rehabilitaciones, es el poco peso de las paredes interiores de pladur, ya que de esta forma no aplicamos grandes cargas en la estructura existente.

–          Acabado liso. Proporciona un mejor acabado final, con paredes completamente lisas y sin necesidad de enyesar. Una vez tengamos encintadas las juntas entre placas, y se aplique la pasta en juntas y tornillos, la pared está lista para ser pintada.

–          Sin regatas. A día de hoy, en cualquier edificio necesitamos instalar una gran cantidad de cables y tuberías, que en el caso de los tabiques de ladrillo deben ir empotradas, creando regatas y rozas que debilitan las paredes. Utilizando el pladur, tenemos siempre un espacio entre placas que nos permite pasar dichas canalizaciones, siendo todo más rápido, limpio, y seguro.

–          Se adaptan fácilmente. Los componentes de las placas de pladur se pueden modificar o combinar fácilmente, así que los fabricantes siguen creando diferentes tipos de placa según nuestras necesidades. En el caso de la marca Pladur, entre las más habituales, podemos encontrar las siguientes soluciones:

  • Pladur N (gris) – Modelo estándar.
  • Pladur H1 (Verde) – Resistente al agua y la humedad.
  • Pladur F (rosa) y A1 (blanco) – Protección frente al fuego.
  • Pladur I (amarillo) – Mayor resistencia a los impactos.
  • Pladur Fonic (azul) – Con mayor aislamiento acústico.
  • Pladur Therm y Pladur Lan – Con altas prestaciones térmicas.

Entonces, con todas estas cualidades, ¿por qué no utilizamos más pladur?

La tradición y arraigo del ladrillo que comentábamos, influye más de lo que creemos, siendo un material mejor aceptado por el público en general. Además, desde que entró el pladur en la construcción de este país, lo ha envuelto una falsa mala fama, que puede haberse dado por no estar ejecutados correctamente. A continuación, resolvemos algunas de estas quejas más comunes:

–          La resistencia para colgar. Mucha gente descarta el pladur por esta razón, pero lo cierto es que no debería, pues en las paredes de cartón-yeso podemos colgar lo mismo que en una pared de ladrillo, aunque con algunos aspectos a tener en cuenta. Para colgar en paredes cargas de menos de 30 Kg, necesitaremos usar tacos apropiados que vendrán especificados por el fabricante (de paraguas, de nudo en cargas grandes, etc.). En caso de cargas superiores a 30 Kg, como mobiliario, calderas, etc., deberemos preverlo con antelación, y las fijaremos a un refuerzo a incorporar dentro del tabique (ya sea durante el montaje o posteriormente). Por lo tanto, sí que es cierto que en este último caso no tenemos esta tranquilidad que nos ofrece el ladrillo de no tener que estudiar con detenimiento qué vamos a colgar en nuestras paredes.

–          Aislamiento acústico y/o térmico. Al ser un sistema que parece menos firme o consistente, da la sensación que escucharemos todo los que pasa en el otro lado de la pared, o que no es un sistema que pueda aislarnos térmicamente. Esto es completamente falso, pues precisamente este sistema nos permite la colocación de aislamiento acústico o térmico en su cámara interior, consiguiendo mejores resultados con el mismo espesor. Además, al no contar con regatas de ningún tipo, crea una pantalla sin cortes que elimina los sonidos a baja frecuencia.

–          El precio. Antes ya hemos comentado que el material de las paredes de ladrillo es más económico. Sin embargo, si tenemos en cuenta todos los factores, nos damos cuenta que la instalación de pladur siempre es más rápida, más limpia, y pudiendo pintar directamente encima sin necesidad de enlucidos, conseguimos equiparar el precio de un tabique de ladrillo. Entonces, para decidirnos no nos podemos guiar por el precio, pues ambos sistemas nos costarán aproximadamente lo mismo.

   

Antes y después de paredes y falso techo de pladur en nuestro proyecto Casa Antonius

 

Conclusión

Ambos sistemas son completamente válidos, aunque según el tipo de proyecto definido y la ubicación de las obras, siempre nos podremos decantar por un sistema u otro.

En el caso del pladur, es un poco más difícil encontrar mano de obra especializada, y es muy importante saber quién nos lo está instalando. Y aunque parezca algo lógico, sea cual sea el sistema escogido, siempre necesitaremos a nuestro lado un técnico que sepa asesorarnos correctamente y pueda guiar a los operarios según nuestras necesidades.

 

POR QUÉ MI VIVIENDA DEBE PASAR LA ITE

Muchas veces nos preguntamos, por qué nuestra vivienda debe pasar una ITE.

Bien, una ITE no es más que una Inspección Técnica realizada en los Edificios o viviendas según el año en que éstos  se construyeron, independientemente del estado en que se encuentren.

Entonces, aunque un inmueble se encuentre en buen estado, puede que según el año de construcción que figura en Catastro, deba pasar una ITE.

El objetivo de las ITE es redactar, por parte de un técnico, un Informe para poder solicitar de este modo el Certificado de Aptitud. Este certificado tiene una validez concreta según el tipo de patologías que el técnico haya detectado que existen en nuestra vivienda.

Para que nos hagamos una idea, el Certificado de Aptitud que obtenemos como consecuencia de la ITE es como el distintivo que llevan los coches al pasar la ITV.

Por tanto, la verdadera finalidad de una ITE , es solicitar posteriormente el Certificado de Aptitud correspondiente.

Sin este Certificado, la ITE no tiene sentido ya que ésta pierde su vigencia a los 2 meses desde su fecha de expedición.

Así, el Certificado de aptitud debe ser solicitado dentro de los 2 meses de vigencia de la ITE y se puede hacer presencialmente o online en el siguiente enlace: http://web.gencat.cat/ca/tramits/tramits-temes/Inspeccio_tecnica_edificis_ITE_?category=9e851ef5-3686-11e5-be5c-005056924a59

 

El certificado de Aptitud también tiene una validez determinada en función de las patologías detectadas e informadas en la ITE. Es decir el Certificado puede oscilar entre 10 y 3 años, o incluso puede denegarse.

 

¿CÓMO SABER SI MI VIVIENDA DEBE PASAR LA ITE?

 

–          Si vives en un bloque de viviendas cuya fecha de construcción sea de hace más de 45 años. Es decir, cualquier bloque construido con anterioridad al 1973, debe pasarla.

–          Si vives en una vivienda unifamiliar , debes pasar la ITE si tu vivienda es anterior a 1975, exceptuando las viviendas que estén separadas 1,50 metros o más de la vía pública.

–          Cualquier edificio y vivienda que quiera acogerse a programas públicos de fomento de rehabilitación

–          Cuando las ordenanzas locales lo dictaminen.

–          En muchos casos, l’Agència de l’Habitatge manda cartas notificando la necesidad de pasar una ITE, a modo de recordatorio. No obstante, si no la has recibido y estas en uno de los casos anteriores, debes pasar la ITE y solicitar el posterior Certificado de Aptitud.

 

¿QUÉ CONSECUENCIAS PUEDE TENER NO PASAR LA ITE?

 

El objetivo de pasar una ITE y obtener el Certificado de Aptitud es evitar situaciones de riesgo y alargar la vida útil de las viviendas con un adecuado y constante mantenimiento.

No acceder a pasar la ITE puede tener sanciones entre 1000€ y 6000€, además de poner en riesgo la seguridad.

 

¿QUÉ PROCEDIMIENTO DEBO SEGUIR PARA HACER LA ITE Y OBTENER EL CERTIFICADO DE APTITUD?

 

–          Realizar el encargo de la ITE ( Inspección Técnica del Edificio) a un técnico.

–          Redactar el IITE ( informe de la Inspección Técnica del Edificio) por parte del técnico donde se especifican las patologías detectadas y el grado de de importancia. Determinar el estado del edifico.

–          Verificar la ITE ante la administración. Toda ITe tiene validez de 2 meses, tiempo en el que se solicita el Certificado de Aptitud

–          Una vez obtenido el Certificado de Aptitud , hay que tener presente lo que el certificado dictamina, y conocer entonces, cada cuanto hay que volver a realizar inspecciones.

–          Una vez obtenido el certificado de Aptitud , la comunidad de propietarios o el propietario único debe establecer un plan de rehabilitación o mejoras para subsanar las patologías detectadas.

 

En NextArquitectura nos encargamos de todos los trámites e inspecciones que requiere el proceso de la ITE. Puedes consultar toda la información en el siguiente enlace:

https://www.nextarquitectura.com/servicios-arquitectura/ite-inspeccion-tecnica-de-edificios/

 

En el siguiente post relacionado con las ITE, os contaremos qué sucede si la ITE sale favorable o desfavorable y que relación guarda con los diferentes certificados de aptitud que se pueden obtener.