Palau

Cuando alguien adquiere un terreno para construir la casa de sus sueños nos emociona y nos encanta darle forma. Esta familia de cuatro, quería máxima amplitud en una sola planta, para poder crear un patio, en el que construimos un porche ranurado, que se puede abrir y cerrar. Aunque el terreno era muy grande nos dejaban pocos metros para construir, por eso hay cierta desproporción con el terreno. Nos piden hacer una cubierta inclinada de teja negra y obra vista para diferenciar los volúmenes de la vivienda.