Cellers

Adaptamos estas 28 viviendas respetando la volumetría del edificio y de la fachada, jugando con los materiales que se adaptan a la zona donde se ubica el edificio. Un proyecto gratificante, ya que después de 10 años en los que estuvo abandonado el edificio pudimos volver a darle vida e ilusión.