Carolines

El cliente tenía muy claro que quería un estilo sobrio y clásico. Se trata de una casa que mediante los volúmenes se adapta totalmente al terreno, con mucha pendiente. En este caso, nos ayudamos de la dificultad de la topografía para marcar los volúmenes horizontales dejando la fachada de obra vista para que estos planos horizontales volaran totalmente. Jugamos con los pavimentos y materiales que dan continuidad al perímetro de la piscina y al espacio exterior, que coge un protagonismo clave en el proyecto.