ESPACIOS INTERMEDIOS

Cuando hablamos de los espacios por su estado de delimitación encontramos los espacios interiores y los espacios exteriores.

Definimos el espacio interior como aquel que está cerrado, tiene límites en todos los sentidos, aquel espacio en el que nos sentimos refugiados y/o protegidos.

En su opuesto, tenemos el espacio exterior, aquel que no tiene delimitación en alguno de sus sentidos. Un espacio abierto, expuesto y a veces indefinido.

Además de estas dos tipologías, en la arquitectura consideramos un tercer espacio, el espacio intermedio.

Este término puede referirse tanto a aquel espacio que funciona como nexo o como mediador entre diferentes espacios, ya sean interiores o exteriores, o aquel espacio que, por sus características, no se considera ni interior ni exterior.

En este post profundizaremos sobre el uso de estos espacios intermedios y cómo los podemos incluir en nuestras viviendas.

ESPACIOS INTERMEDIOS DENTRO DE UNA VIVIENDA

Dentro de una misma vivienda, podemos encontrar espacios de conexión entre diferentes estancias o espacios, como pueden ser patios interiores o dobles espacios que nos sirven de conectores o colchones y nos ofrecen una mejor calidad espacial, proporcionándonos luz natural a espacios interiores o conexiones visuales.

ESPACIOS INTERMEDIOS ENTRE LA VIVIENDA Y LA CALLE

El espacio intermedio entendido como el límite entre la vivienda y el espacio público de la calle. Cuando disponemos de un espacio que nos separa la intimidad de nuestra vivienda con la calle. Estos espacios pueden ser las terrazas, jardines, balcones, porches. Entendemos que son espacios exteriores pero que pertenecen a la intimidad de nuestra vivienda.

ESPACIOS INTERMEDIOS ENTRE DOS O VARIAS VIVIENDAS

El espacio a veces compartido entre dos o varias viviendas. Encontraríamos en esta tipología los patios interiores, espacios comunitarios, terrazas comunitarias… Estos espacios aún ser compartidos en ocasiones con otros usuarios, nos separan de una conexión directa con del espacio público de la calle.

ESPACIOS INTERMEDIOS “Ni interior ni exterior”

Son espacios que por las condiciones de sus límites cuesta denominarlos como espacios interiores o espacios exteriores.

De esta manera pueden ser consideradas las galerías, porches cerrados, terrazas cubiertas o balcones cerrados.

Encontramos multitud de maneras de delimitar estos espacios.

A partir de filtros que dejan pasar la luz solar en más o menos intensidad, cubiertas parcialmente abiertas o cerradas, o cerramientos que limitan la entrada del aire del exterior.

Estos espacios intermedios, nos permiten diseñar o distribuir nuestra vivienda de una manera que mejore el confort y nuestra calidad de vida, así como proporcionándonos diferentes espacios y calidades espaciales para el gusto de cada uno, jugando con la cantidad y la calidad de la luz natural que nos entra, el tipo de relación que queremos establecer entre diferentes espacios, o simplemente por conexiones visuales y/o espaciales que queremos establecer.

ASESORAMIENTO TÉCNICO ANTES DE COMPRAR UNA VIVIENDA

¿Debemos realizar asesoramiento técnico antes de comprar nuestra vivienda?

 

Ante la ilusión de comprar nuestro hogar, creemos que todas las reformas son viables y que todas las paredes se pueden quitar o desplazar, además, de que la finca no tiene puntos débiles. Pero ciertamente, no es así.

El procedimiento habitual es adquirir la vivienda y poco después, pedir asesoramiento para la reforma. ¿Y ahora, podré realizar aquellas obras en la parte posterior del jardín? ¿Puedo pasar de tres a dos habitaciones?

Preguntas y más preguntas que, con buen asesoramiento técnico previo a la compra, se hubieran podido resolver. Y ahora que ya es nuestra, es quizás demasiado tarde…

Es aquí, donde nuestro despacho marca la diferencia: nuestra apuesta es darle un asesoramiento previo a la compra.

Con nuestro consejo, dispondrá de más argumentos en la negociación final con la parte vendedora, ya que a su vez, nuestro despacho puede ofrecerle asesoramiento técnico en el apartado de la tasación.

De ésta forma contará con una inspección del estado de la vivienda, de la detección de los elementos que deberán de repararse y de sus posibilidades reales de reforma.

Con éste informe, podremos diseñar conjuntamente su nuevo hogar. Desde Nextarquitectura creemos que es la mejor forma de garantizar su inversión y de evitar equivocaciones sumamente caras.

Hablar con los organismos municipales antes de la compra, es para nosotros una de las reuniones más importantes y que, muchas veces, con las prisas y la ilusión (entendibles), muchos compradores pasan por alto y es ahí dónde nosotros debemos hacer hincapié, y dar al cliente, la visión real y futura de su próxima adquisición, sea cual sea.

Acudiendo a los servicios técnicos municipales, ellos serán quiénes nos decretarán la clave urbanística y además podrán facilitarnos los tiempos de obtención de permisos en caso de futuras obras, cuantía de las licencias, etc.

 

En otros posts de nuestra página se ha hablado ya de los cambios de uso, de sus pros y sus contras y creemos que echarle de nuevo un vistazo nos vendría fantásticamente bien en caso de que la compra implicara precisamente algún cambio.

Son ya muchos los clientes que acuden a nosotros para pedir dicho asesoramiento y en algunos casos, nuestra colaboración ha significado no lastimar dinero en la compra de algún local sin opción real a convertir en vivienda.

APROVECHAR ESPACIOS PERDIDOS: EL BAJO ESCALERA

Aprovechar espacios perdidos: el Bajo Escalera

En una casa, es común encontrar espacios perdidos que aparentemente pasan desapercibidos. Uno de ellos puede ser el bajo escalera, que a menudo lo destinamos como espacio de almacenaje.

En este post, te explicamos y damos algunas ideas de cómo aprovechar e integrar al máximo el bajo escalera.

Sumar el bajo escalera a una estancia.

Éste ejercicio se trata de aprovechar el bajo escalera en su máxima expresión.

La primera fotografía pertenece a la casa Antoni Cusidó, en ella se aprecia la escalera y cocina como cuerpo único. El segundo tramo de la escalera, y por tanto el más alto, nos permite ubicar todo un mueble de servicio en la cocina, en este ejemplo conseguimos además iluminar la zona de la cocina a través de la luz difusa que nos entra por la escalera.

El segundo ejemplo lo encontramos en la casa Espirall, dónde el espacio de bajo escalera da cabida al lavabo. En este caso, se aprovechan las zonas bajas de la bajada del tramo de escalera para ubicar el inodoro.

También, como ejemplo de aprovechar espacios perdidos, mostramos aquí un lavabo integrado en el bajo escalera, instalado en la casa Llobet.

En este caso, el mueble junto a las picas es el que forma parte de la bajada de la escalera.

En ambos casos, la geometría final que conforma la estancia nos aporta un punto de originalidad que destaca el carácter reconciliador de los espacios perdidos de nuestra vivienda.

Integrar la escalera en la arquitectura

Otro camino que nos puede guiar para conseguir un espacio destacado en la vivienda, es integrar la escalera en la arquitectura. Se trata de un ejercicio de reflexión, en el cual la escalera forma parte de una estancia más de la casa, con igual importancia que el resto, por ello, tendremos que mimarla, pensar cómo iluminar-la, o qué encontrarnos en su recorrido.

En la casa Sant Pau (primera imagen), se aprecia cómo el arranque de la escalera, no deja indiferente a nadie, éste da paso a la cocina, y no por un paso, si no por dos. Sin duda es un simple gesto que aporta personalidad y luz a la estancia de la escalera.

El segundo ejemplo lo encontramos en la casa Lliçà, donde jugamos a ocupar el espacio del bajo escalera con una extensión de los peldaños de la escalera. Se intercalan por tal de romper el ritmo, y crear visualmente una escalera más dinámica.

Y por último, en la tercera imagen, otra muestra de que con unos simples gestos podemos conseguir darle importancia a la escalera de nuestra casa es pensar que ocurre debajo de ésta. En la casa Palau, este espacio se pensó como un lugar de encuentro, por ello de diseñó este banco que se extiende como un apéndice de la escalera.